Tras la transfusión de sangre de esta tarde
Al instante de ser prendido ya se podía intuir la gravedad de la cornada por el reguero de sangre que dejó el banderillero sobre el albero. (Foto: Arjona)Al instante de ser prendido ya se podía intuir la gravedad de la cornada por el reguero de sangre que dejó el banderillero sobre el albero. (Foto: Arjona)

Ramón Vila, sobre Luis Mariscal: “Soy optimista y los altibajos son los lógicos”

Víctor García-Rayo
martes 17 de agosto de 2010

El banderillero Luis Mariscal parece estar respondiendo bien a la transfusión de sangre a la que se ha visto sometido esta tarde, tras haber empeorado su estado después de la gravísima cornada sufrida anoche en la Maestranza. El cirujano jefe del coso del Arenal, asegura que la pérdida de sangre está prevista por la gran cantidad de anticoagulantes suministrados al torero, que fue prendido a la salida de un par de banderillas, recibiendo una cornada brutal de cinco trayectorias que afectó a la vena y arteria femorales y a las poplíteas y de la que fue intervenido durante cinco horas.

VEA LA SECUENCIA FOTOGRÁFICA DE LA GRAVÍSIMA COGIDA A LUIS MARISCAL

Parte médico oficial: La cornada presenta cinco trayectorias que van de los 10 a los 25 centímetros rompiendo la arteria femoral superficial y vena femoral

Sofía Rivera, cuñada del torero: “Parece que la transfusión le ha sentado bien”

Inma Mariscal: “Mi hermano está muy débil, intenta hablar pero no puede”

Ramón Vila: “El muslo está reventado, pero se repondrá”

Salvador Cortés: “He cortado una oreja y he llevado a mi hermano a la enfermería. Así es el toreo”

Pedro Mariscal: “Ver a mi primo en el suelo sangrando de esa manera ha sido terrible”

J.J. Domínguez: “El muslo lo tenía abierto como un libro”

La de Sevilla, una de las mejores enfermerías del mundo

El cirujano jefe de la plaza de toros de Sevilla ha visitado a Luis Mariscal en la UCI de la Clínica Sagrado Corazón de la capital hispalense. Se confirma que la transfusión sanguínea de esta tarde “le ha sentado bien” al banderillero y que a esta hora -21.00- tiene mejor aspecto y ánimo, incluso ha podido hablar con su familia y preguntar si podrá volver a correr y a torear. La familia, más tranquila, está informada de la gravedad de la cornada y de la importancia de estas horas. Ramón Vila ha asegurado que “evoluciona con lógica dentro de la gravedad”. Mariscal permanece controlado y despierto. Según el doctor Vila, “le estamos ganando las batallas a los problemas que nos van surgiendo pero yo soy optimista y estos altibajos de Luis son los lógicos en este tipo de episodios. No olvidemos que la cornada ha sido muy fuerte y le tenemos puesto un tratamiento anticoagulante muy severo para evitar el riesgo de trombos. Eso hace que por los drenajes pierda algo más de sangre y el ánimo se le venga abajo. Pero estas cosas están controladas dentro del orden normal”. El doctor ha insistido en su visita que hay que esperar y tener paciencia, que la temperatura de la pierna es buena y que se trata de tener paciencia.

El quinto toro de Peñajara prendió a Mariscal por el muslo y le infirió una primera cornada, pero fue al soltarlo y caer sobre su propio peso, cuando le volvió a calar y zarandear, metiéndole prácticamente todo el pitón. El escalofriante parte médico firmado por el doctor Octavio Mulet rezaba lo siguiente:

El paciente “Presenta cinco heridas en cara anterior, lateral interna y posterior del muslo izquierdo con hemorragia arterial y venosa activas y cuadro de shock. Se procede bajo anestesia general a la intervención encontrando una herida que desde la cara lateral interna y en una trayectoria de 25 cm saliendo en la cara anterior por debajo de la ingle; otra trayectoria que hacia abajo rompe músculos sartorio, vasto interno del cuadriceps y fibras del biceps femoral llegando hasta el fémur y en una extensión de 20 cm llegando hasta la cara lateral interna de la rodilla y rompiendo la arteria femoral superficial y vena femoral a nivel del anillo de Hunter. Otro trayectoria hacia atrás en una extensión de 10 cm y otra hacia delante y afuera de unos 15 cm que sale por la cara lateral externa del muslo. Presenta herida inciso-contusa con hematoma en región frontoparietal izquierda que se sutura. Se procede a las anastomosis de la arteria y de la vena, esta última con injerto de safena de la misma pierna. Se transfunde sueros, expansores de plasma, cinco unidades de concentrados de hematies y heparina sistémica. Cierre de planos musculares y aponeuróticos y piel y colocación de varios drenajes. Pronóstico: Muy grave”

Las horas en la puerta de la enfermería se hicieron interminables. Las únicas noticias indicaban que los médicos estaban operando. Los familiares de Luis Mariscal aguardaban información. La familia Mariscal –gente del toro- sabía que la cornada había sido muy fuerte. La plaza en la que tuvo lugar el percance y los doctores que tenían a Luis en sus manos eran datos esperanzadores. En principio se habló de trasladar al banderillero al Hospital Universitario Virgen Macarena, toda vez el doctor Font, prestigioso cirujano cardiovascular, podría seguir allí la evolución del riego de la pierna dañada, la derecha, pero más tarde se conoció que había cambio de planes. Finalmente, y ante la imposibilidad de trasladar al banderillero Luis Mariscal a las unidades de cuidados intensivos de los dos hospitales más importantes de Sevilla por falta de camas, se decidió que el herido ingresara en la UCI de la Clínica Sagrado Corazón, centro sanitario de gran prestigio en la capital andaluza. La intervención quirúrgica a la que fue sometido el torero sevillano la pasada madrugada ha sido compleja y muy larga. En total, cinco horas de operación en la plaza de la Maestranza. En los últimos años, jamás una operación había durado tantas horas en las instalaciones de la enfermería del coso del Arenal. El quinto toro de la tarde, de la ganadería de Peñajara, le había destrozado el muslo al banderillero sevillano con una terrible cornada de cinco trayectorias. Mariscal dejó en el ruedo un importante reguero de sangre.

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando