FERIA DE SAN ISIDRO

Roca Rey levanta pasiones: de rozar el triunfo a escuchar los tres avisos

Maribel Pérez
viernes 24 de mayo de 2024
El descabello privó al peruano de un gran triunfo en el tercero y por decidir no usarlo en el quinto escuchó los tres recados presidenciales; Jorge Martínez, en su confirmación, y Cayetano -que pasó por la enfermería-, cogidos por el primero en la tarde más accidentada de la feria

Desbordó la pasión y solo el descabello le privó de un gran triunfo y de cortar una oreja del tercero. Y de ese júbilo pasó a terminar escuchando los tres avisos en el quinto, precisamente por negarse a usarlo cuando ya habían sonado los dos recados del palco. Puso en pie a Madrid en una faena emocionante. La del tercero. Así lo hizo Roca Rey en una tarde de luces y luego sombras. Fue también la tarde más accidentada de la feria, pues el primero arrolló a Jorge Martinez y después a Cayetano, rompiéndole la chaquetilla y arrastrándole varios metros. Tuvo mérito la raza de Cayetano que tras salir de la enfermería hizo un esfuerzo con el costoso segundo, aunque luego no tuvo suerte con un sexto aplomado, dejando una buena estocada. Jorge Martinez intentó interpretar un toreo que no tuvo eco en el tendido dentro de sus buenas formas con el buen quinto en la tarde de su confirmación.

Bajo, fino de cabos y con la cara colocada el primero. Humilló sin terminar de desplazarse, abanto y sin terminar de coger celo en los capotes. Derribó al picador Juan Melgar y al salir suelto arrolló en su huida a Jorge Martínez. Empezó a calentarse al ser llevado al caballo por segunda vez. Cumplió en la segunda vara y de nuevo hizo hilo arrollando a Cayetano, que fue enganchado y terminó con la chaquetilla rota siendo volteado y quedando visiblemente mermado. Tras despertar en varas y quizá siendo poco picado, sacó pies en banderillas. Buenos pares de de Juan Rojas y José Magaña. Cayetano le cedió los trastos tras la ceremonia de confirmación a Jorge Martinez y se fue por su propio pie a la enfermería. El toro fue pronto y se movió pero sin terminar de entregarse, defendiéndose y punteando las telas y venciéndose. Una dura prueba para el confirmante, que no volvió la cara ante las adversidades. Mató de estocada desprendida.

Cayetano, desprendido de la chaquetilla, salió de la enfermería para recibir al segundo, un toro serio y fuerte, bajo y con trapío. Salió suelto del primer encuentro con el caballo y se empleó poco y quiso quitarse el palo. Fue pronto en banderillas. Tras la devolución de trastos, Cayetano se echó de rodillas con raza y en el segundo muletazo el toro se le quedó debajo obligándole a tomar el olivo. Sobre el pitón derecho se quedaba corto y Cayetano se cambió a la zurda la muleta extrayendo una serie de mérito y de buena factura. El toro buscaba después del embroque sabiendo lo que se dejaba detrás. Gran esfuerzo del torero madrileño con un toro complicado y costoso. Lo mató por derecho de una estocada algo trasera.

Bajo, ofensivo y aleonado, con mayor desarrollo del tren delantero fue el tercero. Roca Rey lo saludó apremiándose mucho en un emocionante recibo por delantales. Se dejó pegar en varas y ganar la cara en banderillas. Roca Rey empezó de manera estoica en el tercio con unos angustiosos estatuarios que fueron el prólogo de dos series con la mano derecha, muy redondas por su intensidad y ajuste. De gran emoción en los tendidos. Por el pitón izquierdo el toro se desplazó menos. Le costó más salirse de los vuelos pero Roca mantuvo el interés pasándose al toro por la espalda. Volvió a la derecha ya con el toro más aplomado para cerrar la faena, que concluyó con unas bernadinas de infarto. Después de una estocada entera, el toro se tragó y tapó la muerte y dificultó el uso del descabello. Esta demora frenó la intensidad de la petición y a pesar de los pañuelos, el presidente no concedió la oreja. Madrid se puso en pie varias veces durante la faena. Saludó una ovación desde el callejón tras sonarle los dos avisos.

Amplio de sienes y ofensivo el negro salpicado que hizo cuarto tras correr turno Cayetano por encontrarse en la enfermería. Lidió pues Jorge Martínez al reseñado como sexto, de nombre Joyero. Cumplió en el caballo y se movió en banderillas. Jorge Martinez elaboró una faena de largo metraje, nutrida de muchos pases en la que no consiguió calentar al tendido ante un toro pronto, noble, con recorrido y de gran duración. Solo al final consiguió lo más destacado en una serie ligada y con temple sobre la derecha. Estocada de rápido efecto al segundo intento.

Ofensivo, cornidelantero y con desarrollo de pitón el quinto, fino y menos apretado de carnes. Abanto y con poco celo, se frenó en el capote de Roca Rey de salida. Cumplió en el primer encuentro durmiéndose en el primer puyazo, saliendo suelto después corriendo hasta el picador que guardaba puerta. Y manseó posteriormente de forma ostensible. Brindó la faena a su hermano, el también torero Fernando Roca Rey y empezó a dos manos por alto para luego llamarlo desde la distancia sobre la mano derecha y en una serie emocionante ante un toro con prontitud y transmisión. El toro se fue apagando conforme se desarrolló la lidia, algo que ya apuntó al comienzo de la faena. Muy firme con él estuvo Roca Rey, sin obligarlo hasta el último tramo de la faena que cerró en la corta distancia con mucha autoridad. El público le trató con mayor acritud. Tras varios intentos, no acertó con la espada y decidió no descabellar tras haber sonado dos avisos ante el enfado del público de Madrid. El toro finalmente fue apuntillado mientras sonó el tercer aviso.

Amplio de sienes el que hizo sexto, al que saludó Cayetano a la verónica con suavidad ganándole terreno. Hizo hilo, esperó y apretó en banderillas y a punto estuvo de arrollar a Rafael Rosa. Se dobló por bajo Cayetano en el inicio ante un toro que apuntó poco fondo. Lo toreó con temple pero sin poder llegar al tendido por la falta de emoción del astado, al que pasaportó de una buena estocada.

Madrid, viernes 24 de mayo de 2024. Toros de Conde de Mayalde, ofensivos y bien presentados. Destacaron el bravo tercero y el enclasado quinto en un conjunto dispar. Cayetano, silencio en ambos; Roca Rey, palmas tras dos avisos y pitos tras tres avisos; Jorge Martínez, que confirmó alternativa, silencio y silencio tras aviso. Entrada: Lleno de “No hay billetes”.

    ÚLTIMAS NOTICIAS

    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando
    Cargando