EL DETALLE DE FALLAS

Roca Rey o por qué es figura del toreo

Jorge Casals
sábado 16 de marzo de 2024

Las figuras son figuras por algo, dice tan manida expresión. Roca Rey lo es por muchos motivos, en su caso, ostenta el título de primerísima figura. Y así lo ha demostrado en Valencia. Asumió el reto de hacer doblete en Fallas. ¡Aquí estoy yo! y por si a alguien le entró alguna duda de su fuerza en taquillas, colgó el “No hay billetes” sus dos tardes. Ni tirando de memoria ni de hemeroteca descubre uno cuándo fue la última vez de dos llenazos consecutivos. Y de eso solo son capaces las figuras, que además de llevar público, su fuerza arrastra a otros medios de comunicación que se acercan a la plaza, y hasta a muchos personajes de relevancia social, que en tiempos de carestía y prejuicios, es de agradecer. Hasta el mismo Ponce, en semi retirada, fue testigo de excepción. ¡Cuántos Roca Rey nos hacen falta!

Sintió el cariño de la afición, ¡pues a quién si no vinieron a ver!”, pero también el peso de la púrpura, la exigencia cuando se enturbian los resultados. Nada nuevo, siempre fue así en todas las épocas de la Tauromaquia. Le ha ocurrido en Olivenza, en Castellón, ahora en Valencia… Si es que cuando esperan tanto de uno…

Le midieron con algunos pitos de los más intransigentes, con esos silencios que lo dicen todo cuando se afanaba en sacar partido del insípido primero. Cuando parecía que la tarde se empinaba demasiado, se echó de rodillas y ahí rompió Valencia como un “masclet”. Fue capaz de levantar una tarde abocada a la decepción. Se impuso con insultante autoridad. Más bien se montó encima de un toro que acabó sacando fondo, el único válido del fiasco de Victoriano del Río. Y lo acabó toreando como si de un tentadero se tratase. Y todo sin importarle, quizá ni le pasó por la mente, que mañana tiene una nueva cita en esta plaza, otros dos toros, diez mil personas más y una única verdad: defender su cetro del toreo.

POSTDATA.- Confirmado el nuevo fichaje de Roca Rey. Se trata de José Luis Moreno, que se suma al amplio equipo del peruano. No es coapoderado, ni hombre de campo, ¿asesor? Menos… Quizá un poco de todo. Lo que está claro es que una primera figura como él requiere un team muy completo. El cordobés, que fue torero de contrastada calidad y por cierto, con recuerdos agridulces en esta plaza, es hombre cabal y serio, que puede desempeñar sin problema alguno las tareas que le encargue su matador. Ha acompañado al torero en sus primeros compromisos de la temporada y hoy ha estado en el callejón, prudente, en segundo plano, pendiente. Estar sin estarlo, como tan bien definió Duyos a Blanquet.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando