Protagonista... Iván Fandiño
(Foto: Mauricio Berho)(Foto: Mauricio Berho)

Suena el teléfono

Íñigo Crespo
viernes 21 de mayo de 2010

Suyo fue el primer aldabonazo del año en Madrid, cortando una oreja y proclamándose triunfador de la feria de la Comunidad. Una actuación convincente en la que dejó poso, ratificada días después en San Isidro, donde sin cortar trofeos volvió a dar la cara. El vizcaíno admite que empieza a sentir la agradable sensación de la recompensa y que los contratos llegan. Buena señal, pero quiere más. El diestro analiza las claves de su ascensión, su madurez, el reposo de su toreo y su capacidad frente a todo tipo de toros.

“La oreja de Madrid fue una manera de reivindicar mi madurez, incluso refrendar un nivel muy superior a lo que se esperaba de mí”

“No pienso en la técnica, trato de amoldarme a las condiciones de cada toro, preocupándome únicamente de disfrutar”

“No doy mucha importancia a las orejas, lo que abre puertas es dejar poso siendo fiel a tu manera de torear, sin prostituir tu concepto”

Lea la entrevista completa en su revista APLAUSOS

Síguenos

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando

LA MEDIA

Roca Rey, el enemigo a batir

Roca Rey, el enemigo a batir

El peruano echó una tarde sensacional en Sevilla con la corrida de Victorino que muchos no quisieron ver pero el sol no se puede tapar con un dedo

Cargando
Cargando
Cargando