TAL DÍA ESTA SEMANA… 8 DE ABRIL DE 1994
El Soro, con Matajacas, de Victorino Martín.El Soro, con Matajacas, de Victorino Martín.

Y la rodilla de El Soro dijo basta

Alfonso Ávila
lunes 08 de abril de 2024
El diestro de Foios finaliza una exitosa carrera profesional cuando su maltrecha rodilla izquierda le obligó a retirarse de los ruedos; veinte años después puso punto final a su trayectoria con una breve incursión en los ruedos

De nuevo de la mano de la casa Lozano, concretamente con Manolo, volvió a recuperar el nivel y prestigio de sus primeras temporadas como matador, que había decaído tras el grave percance de Sevilla en 1989. Tras una brillante temporada en 1993, ese 1994, tras resultar triunfador en las Fallas, y con casi ochenta corridas firmadas en esas fechas -son los años del boom televisivo de las corridas de toros y con un cartel que encajaba mucho para la audiencia como Soro, Jesulín y El Cordobés-, Vicente Ruiz, tal y como confirmaba a Aplausos unas semanas antes, afrontaba muchos retos, como por ejemplo anunciarse como único espada en tres plazas: Benidorm, Valencia y Pozoblanco, en esta última como homenaje a su amigo Paquirri en el décimo aniversario de su muerte.

El 8 de abril tuvo lugar ese primer compromiso como único espada en la alicantina plaza de Benidorm. Días antes, en el pueblo cordobés de Montoro, su rodilla le volvió a fallar como tantas veces. Su amigo el doctor Guillén le diagnosticó una rotura parcial de los ligamentos, por lo que tenía que cortar la temporada recién iniciada. Pero el amor propio del torero hizo que no quisiera eludir su primer gran reto de la temporada, con lo que vestido de berenjena y oro apareció en el patio de cuadrillas.

Templó con gusto y torería al que abrió plaza; se justificó con el molesto segundo, que sacó genio en una faena lidiadora y de dominio, volvió a estirarse y componer buenas faenas a los lidiados en tercer y cuarto lugar. En ese cuarto toro compartió banderillas con su peón de confianza Rafael Corbelle; pero sin duda, la explosión sorista llegó con el quinto de la tarde. Matajacas, un serio ejemplar cárdeno de Victorino Martín, cercano a los seis años y con 570 kilos, repetidor, bravo y codicioso, con calidad pero que había que entender… y vaya si lo entendió el de Foios. Tras recibirlo con templadas verónicas, el toro acusó falta de fuerzas y recibió un solo puyazo de Mejorcito. Cuatro pares de banderillas, incluido el del molinillo, entusiasmaron al respetable. Tras brindar a su anterior apoderado y empresario de la plaza, Justo Benítez, llevó a cabo un trasteo templado, con gusto y profundidad. Supo darle el sitio que el animal pedía y le hizo una magnífica faena, con brillantes series, en las que destacaron unos naturales templadísimos y de gran calidad. El público, ante la calidad del toro, pidió a gritos el indulto del bravo ejemplar, petición no atendida por la presidencia, e incluso el propio ganadero, presente en una barrera, desestimó tal gracia para su toro pues no había sido lo suficientemente picado. Un pinchazo precedió a la estocada, dos orejas con abrumadora petición de rabo para el torero y vuelta al ruedo al toro. Tras la apoteosis, la tarde bajó el listón, y abrevió con el flojo sexto y realizó un trasteo digno al sobrero que también estoqueó, a pesar de las muchas molestias que tenía en su rodilla y que tuvo que ser infiltrado durante la tarde. Emotiva resultó la salida por la puerta grande, sin llegar a pensar que acababa esa tarde una brillante trayectoria en los ruedos.

Al día siguiente, tampoco quiso caerse del cartel en un festival celebrado en la localidad castellonense de Segorbe, y esta vez sí, fue su última actuación. Veinte años después, y con innumerables operaciones, el doctor Cavadas obró el milagro, que le permitió volver a los ruedos el 17 de agosto de 2014 en Xàtiva. Sólo faltaba un reto, volver a su plaza de Valencia, y ello sucedió el 16 de marzo de 2015 en corrida de gran expectación compartiendo cartel con Enrique Ponce y Manzanares. Esas apariciones puntuales en los ruedos dieron por finalizadas la tarde del 8 de octubre de 2016, donde el festival a beneficio del niño Adrián puso punto final a una exitosa carrera.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando