MÉXICO 8ª de la Temporada Grande
(Foto: Tadeo Alcina)(Foto: Tadeo Alcina)

Zotoluco se lleva una plomiza tarde en Insurgentes

Dos orejas para el diestro azteca en un festejo en el que Manzanares pechó con un lote imposible
Pedro Manrique
miércoles 12 de diciembre de 2012

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE TADEO ALCINA DEL FESTEJO

VEA EL VÍDEO RESUMEN DEL FESTEJO

El primero de la tarde embistió templado de salida. Lo aprovechó Zotoluco en un entonado saludo a la verónica y tras cuidarlo al extremo en varas, aprovechó su calidad en la faena de muleta, toreando por momentos despacio y con largura sobre el pitón derecho. Hubo también una estimable tanda de naturales antes de que el de Marrón se afligiera en tablas acusando su poca fortaleza. Le buscó bien las vueltas el veterano diestro azteca, que malogró su labor con los aceros.

Zotoluco recibió con dos largas de rodillas en el tercio al cuarto, al que lanceó después a pies juntos y galleó por chicuelinas para ponerlo en suerte en el caballo. Tras brindar al público, cuajó una labor bien planteada en las distancias para aprovechar la inercia en la embestida del burel y torearlo con buena técnica y sobrado oficio. El final, más metido entre los pitones, fue muy celebrado por los tendidos. Cobró una estocada casi entera que puso en sus manos las dos orejas, la segunda de ellas un tanto benévola por decisión del juez de plaza y que fue protestada por un sector de la afición.

Lo mejor del saludo capotero de José María Manzanares al segundo fue la media verónica con la que lo cerró. Bien picado por Barroso, el toro embistió descompuesto en las telas del alicantino, agarrado al piso y lanzando un molesto derrote en cada muletazo. Porfió con él Manzanares, tratando al manso como si fuera bueno sobre ambos pitones, pero la ligazón y el lucimiento resultaron imposibles. Muy por encima de su antagonista el diestro, que pinchó en tres ocasiones antes de amarrar la estocada.

Manzanares fue desarmado con el capote cuando estaba firmando un variado saludo al quinto. David Leos picó a un gran nivel un toro que no humilló y al que Josemari presentó la muleta de primeras en los medios. No mejoró su condición el de Marrón, sin romper nunca hacia adelante pese al tesón y la entrega que mostró el diestro. Nada que hacer. Esta vez manejó los aceros con su habitual solvencia.

El primero del lote de Mario Aguilar también resultó deslucido en los primeros tercios y fue muy protestado por su poco trapío. Fue sin embargo el que tuvo la embestida más potable hasta ese momento, que no logró aprovechar del todo el torero hidrocálido en una faena a menos que coronó al primer intento con la espada. Con el sexto, negro y bien hecho, Aguilar anduvo animoso con el percal dejando un quite por tafalleras que fue muy jaleado por el público. Tuvo calidad y nobleza el astado, que embistió al ralentí y lo templó sobre ambas manos el joven espada mexicano mientras duró. El posible premio se esfumó con la tizona.

Toros de Marrón, justos de presencia y de poco juego. EULALIO LÓPEZ “ZOTOLUCO”: Palmas y dos orejas; JOSÉ MARÍA MANZANARES: Silencio en su lote; MARIO AGUILAR: Silencio y palmas de despedida. Entrada: Media plaza. El público obligó a saludar a la terna tras romperse el paseíllo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando