Aplausos
22 de septiembre de 2019, 20:30:26
Noticias

FERIA DE LA MADELEINE


Daniel Luque causa sensación en la primera de Mont de Marsan

El de Gerena corta una oreja tras una gran faena

Por Jean Louis Haurat


Fotos: ANDRÉ VIARD

Daniel Luque fue el primer nombre propio de la feria de la Madeleine de Mont de Marsan. En el cuarto de la tarde se vivió un momento espléndido de torería por parte del sevillano. El de Gerena lo cuajó con el capote, primero toreando con empaque, ritmo y cadencia a la verónica, y después en un buen quite rematado con una enorme media. El inicio combinó una trinchera con un cambio de mano, un ayudado por bajo y un paso de pecho al ralentí que hicieron arrancar la música. Luque toreó sobre ambas manos con gusto y despaciosidad. Enloqueció la plaza con las buenas series del sevillano, que puso la chispa a la embestida pastueña del de La Quinta. Terminó la faena con luquecinas y se tiró a matar por derecho dejando una estocada que necesitó un golpe de verduguillo. Paseó una oreja de ley. Se mostró muy valiente en el primero de la tarde, un toro cinqueño y bien presentado pero de corta embestida. El de Gerena lo lidió con buena técnica, tratándo de prolongar las embestidas por ambos pitones. Lo consiguió al final del trasteo con algunos muletazos de mérito ante un toro que protestaba y nunca se entregó. Pasapartó al de La Quinta con una estocada casi entera y su labor fue silenciada.

El segundo de la tarde, bien presentado, fue recibido con gusto por Emilio de Justo, que se abrió a la verónica. El toro, que se arrancó de largo al caballo en la segunda vara, fue quitado por chicuelinas por De Justo, que fue replicado por el mismo palo por Dufau. Comenzó la faena al toro de La Quinta doblándose con torería. Toreó con temple y al compás sobre la diestra. Al natural el toro se puso andarín y probón. Tras un pinchazo hondo y una estocada caida, saludó una ovación. El quinto no permitió lucirse al torero extremeño. El alto toro de La Quinta resultó soso y falto de codicia. De Justo trató de alargarle los viajes jugando con los toques y las distancias. Consiguió dos buenas series a la postre de la faena con la mano derecha y terminó con una gran seria al natural y unos pases de rodillas. Mató de un pinchazo al encuentro y una estocada caida y volvió a saludar una ovación.

El astifino tercero no permitió que Dufau se estirase de capa. Entró tres veces al caballo, protagonizando un buen tercio de varas. La faena aseada del galo careció de ritmo y acople con las embestidas del toro. Lo pasaportó de un pinchazo hondo y cuatro golpes de cruceta. El sexto de la tarde fue el toro más encastado del encierro. El de La Quinta fue exigente en la muleta de Thomas Dufau, que nunca llegó a confiarse del todo. Los mejores momentos llegaron en el toreo al natural.

Mont de Marsan (Francia). Miércoles, 17 de julio de 2019. Feria de la Madeleine. Toros de La Quinta, bien presentados y de hechuras dispares, a los que les falto empuje en general. El sexto fue el más encastado del encierro y el cuarto el de mayores opciones para la muleta. Daniel Luque, silencio y oreja; Emilio de Justo, ovación con saludos y ovación con saludos tras aviso; Thomas Dufau, silencio tras aviso y silencio. Entrada: Casi lleno. Saludaron en banderillas Manolo Reyes en el tercero, Raúl Caricol en el cuarto y Morenito de Arles en el quinto.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.aplausos.es